Ultra Trail México Series, una experiencia más allá de la distancia

Ya tenía un año queriendo participar en alguna etapa de Ultra Trail México Series. No había escuchado más que buenos comentarios de sus rutas y lo demandantes que éstas son, por lo que este año decidí poner algunas de ellas en mi calendario.

Comencé mi calendario de carreras con una distancia a la que no estoy tan acostumbrado: 80 kilómetros. Sin la esperanza de ganar, fui sólo por hacer un buen tiempo. El día previo al evento, me topé con una gran organización en la entrega de paquetes. Estaba disponible toda la información de la ruta y la opción de descargarla a tu reloj.

El día de la carrera, estaba todo bien organizado. El equipo y staff muy atentos a los que éramos corredores de 80k y teníamos horario de arranque a las 5:30 AM. Ya listos en el corral con todas las instrucciones aclaradas, en punto de la hora comenzamos. Los primeros kilómetros normalmente son los de calentamiento pero esta vez fue diferente, algunos corredores decidieron que esto eran más un sprint que un ultra y salimos a un paso muy rápido. Durante la primera parte encontré todo muy bien señalado con marcas reflejantes para que la lámpara pudiera señalar el camino correcto así como voluntarios y el equipo organizador.

Es muy común que en rutas tan largas como las de 50k, 80k o 100k la falta de señalética no ayude, causando que te puedas perder o que te detengas para buscar la siguiente marca; esto corta tu paso y a su vez, tu tiempo en la carrera. Está vez quedé sorprendido de lo bien que estaba señalada toda la ruta ya que al momento de llegar a una marca si levantaba la mirada podía ver la siguiente a menos de 50 metros, cosa que rara vez ocurre y te permite mantener un buen paso.

La ruta demandante. Ésta llega tres veces a más de 3,700 metros sobre el nivel del mar con subidas y bajadas muy técnicas y la acumulación de cerca de 3,600 metros pueden dejar tus piernas molidas en los últimos kilómetros, pero esta carrera tuvo algo diferente. Los primeros tres lugares se escaparon del grupo muy rápido y les perdí la vista desde el kilómetro 8. Yo mantuve mi paso y fui rebasando corredores. Para mi sorpresa así alcancé a los primeros tres lugares en el kilómetro 22 y fue desde ahí que comenzó la verdadera carrera.

Durante los siguientes kilómetros cambiábamos de posición constantemente intentando mantenernos lo más junto posible para no perder nuestro lugar. No fue hasta los últimos kilómetros que nos encontramos con esas bajadas -las cuales particularmente odio- que nos obligaron a todos a dar un último esfuerzo, corriendo más rápido de lo que yo alguna vez he hecho en bajada. Dejé que mi cuerpo me llevara a la meta para lograr amarrar un cuarto lugar con sólo 6 segundos atrás del tercer lugar y 15 del segundo.

Fue una gran batalla, pero sobre todo una gran carrera con una gran ruta que me dejó tan buen sabor de boca que sin duda me hará volver a las siguientes carreras de este serial mexicano.

Abe Green

@abgreen

Share This